Soja=Proteína

La soja tiene unos contenidos realmente altos en proteínas y ácidos Omega 3. Este es, posiblemente, el mejor de sus activos a la hora de recomendarlo como una fuente de proteínas ejemplar, muy usada, por los vegetarianos.

En la Antigua China ya la conocían en el año 2.800 a.C. Desde el país mandarín, la soja fue exportada a otros rincones del continente asiático. Se cree que la soja fue decubierta por el emperador chino Sheng-Huhg, y en la cultura tradicional mandarín la soja era un alimento de carácter sagrado. Sin embargo, en la cultura mediterránea, la soja no se ha considerado hasta hace relativamente poco.

En la proteína de la soja se pueden hallar la práctica totalidad de los aminoácidos esenciales. Ello hace que en la soja se hallen una gran variedad de nutrientes. Además tiene positivos efectos cardiovasculares y múltiples beneficios gracias a las isoflavonas y la lecticina. Otra de las ventajas de la soja es que posee una importante cantidad de ácidos grasos que son poliinsaturados.

Ingerir habitualmente proteína de origen vegetal se ha asociado a una mejora en el estado de salud, a una mayor longevidad y a una mejor calidad de vida. Los alimentos de origen vegetal contienen sustancias protectoras como fibra, antioxidantes y fitoquímicos y no tienen colesterol.

Actualmente, se ha extendido el uso de la soja gracias sus muchas presentaciones: brote germinado, haba seca o derivados como la leche de soja o el ‘tofu’. Es éste consumo masivo el que ha provocado una duda sobre la producción de soja, ya que en muchos casos, no está libre de componentes ambientales. Pero según denuncian las organizaciones ecologistas el destino de ese grano es servir como pienso para el ganado, para lo que muchos territorios de Sudamérica, entre ellos el Amazonas, están destinándose a cultivar soja.

El apetito por la carne está llevando a sembrar soja para alimentar vacas, que luego se destinan al consumo humano. Más fácil y ecológicamente responsable sería que consumiéramos esa soja directamente. Hasta el clima lo agradecería. Según el IPCC, la ganadería es responsable de buena parte de las emisiones de gases de efecto invernadero. Cambiar un filete por un poco de soja ayudaría al clima… y la salud.

2 Comentarios

Pepita Soja

Hay unas cuantas cosas sobre vuestro “ideario” que no quedan del todo claras… qué hacemos con la soja? dónde la plantamos? ( y con qué la regamos?) de dónde la traemos? de Sudamérica? eso es ecológico?
En algún otro post he leído que os interesáis por la soberanía alimentaria, pero luego me sale lo de la soja y no me cuadra, vaya…
Por qué no los guisantes, que son más de aquí de toda la vida?
Gracias!

Responder
Foodtopia

Hola, pepita_soja!
Verás ante todo nosotros defendemos la producción y transformación de alimentos lo más posible al origen de los mismos, para así evitar las llamadas “food miles”.
En la actualidad nuestros platos, NO contienen soja, ya que como bien dices no es lógico ni ecológico traerla desde Sudamérica en un proyecto de estas características. Sin embargo sí utilizamos granos y cereales como el centeno, el trigo o mijo de procedencia biológica y producción cercana a Alicante, donde actualmente tenemos la primera fábrica urbana de estas características.

Nuestro proyecto es global, defendemos la soberanía alimentaria en toda la tierra para lograr alcanzar unos niveles aptos para la supervivencia de los recursos finitos de nuestro planeta; hablamos de las cualidades de la soja, ya que son indudables siempre y cuando sea cultivada de forma biológica. En España, aunque sí existe cultivo de soja propio, es difícil claro; sobre donde plantarlo y con qué regarlo, existen tal y como dices unas condiciones específicas para poder aprovechar recursos de agua (ya que necesita 300 mm de agua, que pueden ser en forma de riego cuando se trata de regadío, o bien en forma de lluvia en aquellas zonas templadas húmedas donde las precipitaciones son suficientes).

En cualquier caso, pensamos que sería interesante comenzar una concienciación sobre las propiedades de la soja, cereales y legumbres, no vaya a ser que algunos despierten y quieran destinar recursos a producir algo más beneficioso que campos de golf.

Muchas gracias por tu comentario. Espero que hayamos aclarado tus dudas, y todas las futuras que puedan surgir estaremos encantados de hablarlas contigo. Un saludo

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *