Poner patas arriba el mundo alimentario

Para disminuir las patologías oncológicas, erradicar la obesidad, disminuir las cardiopatías… y rebajar el insostenible coste sanitario, no hay más narices que regenerar la ingesta alimentaria.

Para sentirse mejor, dormir mejor y vivir mejor, para tener salud, no hay mejor medicamento que regenerar la ingesta alimentaria.

Para ahorrar, o disponer de más dinero para reactivar el consumo, no hay mejor solución que regenerar la ingesta alimentaria.

Para salvar el medioambiente, parchear el agujero de ozono y velar por la sostenibilidad global, no hay nada más que regenerar la ingesta alimentaria.

Para ahorrar energía, no hay mejor tratamiento que regenerar la ingesta alimentaria.

Para preservar el agua del mundo no hay más remedio que regenerar la ingesta alimentaria.

Para erradicar el derroche incalificable de lo que se cultiva, se pesca o se cría no hay mejor salida que regenerar la ingesta alimentaria.

Para recuperar los sabores tradicionales de esta tierra, no hay mejor recurso que regenerar la ingesta alimentaria.

Para pagar menos por más y mejores alimentos no hay mejor terapia que regenerar la ingesta alimentaria.

Para parar la deslocalización financiera y luchar por la soberanía alimentaria no hay más salida que regenerar la ingesta alimentaria.

Para disfrutar de ciudades inteligentes (smart cities) y mejorar el PIB de las naciones no hay más que regenerar la ingesta alimentaria.

Para legar a los que vienen detrás un planeta medio digno, no hay mejor salvación que regenerar la ingesta alimentaria.

Para recuperar los platos de cuchara que nos hicieron sabios y sanos ( a nosotros, los mediterráneos), no hay mejor opción que regenerar la ingesta alimentaria.

PERO PARA REGENERAR LA INGESTA ALIMENTARIA NO HAY MAS REMEDIO QUE REGENERAR EL SISTEMA DE PRODUCCIÓN Y DISTRIBUCION DE ALIMENTOS                                                                         (Y DE PASO ROGAR PARA “QUE NOS ENTRE EL CONOCIMIENTO”) 

PARA TENER LA FIESTA EN PAZ HAY QUE PONER PATAS ARRIBA EL MUNDO ALIMENTARIO

QUE EL ALIMENTO SEA NUESTRA MEDICINA… SIN ARRASARLO TODO

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *