Los horrores del pollo

La FDA finalmente admite que la carne de pollo está bajo sospecha de causar cáncer.

Después de años de esconder el problema y esperar a que nadie se diera cuenta, la FDA ha admitido por fin que la carne de pollo que se vende en los EE.UU. contiene arsénico, un químico tóxico que causa cáncer y que es mortal en dosis elevadas. Pero la verdadera historia es de donde proviene este arsénico.

La FDA dice en su propia investigación que el arsénico es añadido a la alimentación de las gallinas y termina en la carne de pollo que luego se consume. Hasta este nuevo estudio, tanto la industria avícola y la FDA negaban que el arsénico llegara a los humanos y aseguraba que se excretaba en las heces del pollo.

Pero ahora la evidencia es tan innegable que el laboratorio Pfizer,  fabricante del producto conocido como alimento para pollos Roxarsone ha decidido retirar el producto de las estanterías pero, solamente en los Estados Unidos. Y admitió que no necesariamente va a eliminar de los productos de alimentación en otros países a menos que sea obligado por los reguladores para hacerlo.

El arsénico y otros químicos similares como la roxarsona, se han estado utilizando desde la década de los años 40 del pasado siglo, cuando los productores de pollo comenzaron a añadir este compuesto al alimento de los pollos para acelerar su crecimiento, prevenir enfermedades y mejorar la pigmentación de la carne. Pero ahora todos sabemos que estos químicos son dañinos, causan cáncer, cardiopatías, diabetes tipo 2, discapacidad mental, aborto y otros problemas de serios salud.

Más allá de las medidas en el país del norte, la FDA sigue negándose a fisurar (demasiado) el sistema y aseguró que el arsénico en los pollos se encuentra en un nivel tan bajo que aún es seguro para comer. Esto, aún luego de admitirlo como un agente cancerígeno, lo cual lo convierte en una peligrosa decisión que te afecta directamente a ti y a tu familia y volvemos a la incertidumbre.

Según Chris Hunt asesor de GRACE Communications Foundation“este estudio ha demostrado que el uso continuo de arsénico y otros compuestos químicos similares para la alimentación de los pollos constituye un peligro serio para la salud de los consumidores”. “Aunque su uso eleva las ganancias de las grandes compañías esta es una conducta totalmente irresponsable. Además, la FDA no tiene justificación por su fracaso a la hora de prohibir que se utilicen estas sustancias químicas en la producción industrial de carne de pollo” añadió Hunt.

vía #Angelica López

IMAGEN VIVIR MEXICO

2 Comentarios

René

Cómo es posible que un producto tan sumamente normal puede estar tan desprotegido? Cómo los gobiernos con todas sus instancias no están al loro y cómo es que nos enteramos por medios ajenos????
Comemos pollo porque es la carne más económica que existe en el mercado; nos dejan en la crisis, y luego resulta que le permiten a la industria que nos envenenan?! Si jo es así, es que ignoran la existencia y no sé qué lo que es peor…..callarselo o ignorarlo por parte de las instituciones….. Pero no te preocupes, cuando llevas tu moto a ITV controlarán los gases y te lo harán reparar en caso que haya algo malo. Pero cuando vas a Mercadona o lo que sea, compras veneno al peso!!!!!!
Qué más pueden hace para jodernos? Prometer que en 2 meses todo va mejor??!!
Esto no puede seguir así….nadie es responsable por la comida, el chapapote, los preferentes y yo que sé más……si caemos, que sea luchando!!!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *