La crisis mundial perfecta

Caminamos sin pausa hacia la crisis mundial “perfecta” y sin precedentes, debida a la confluencia simultánea de cinco grandes fenómenos: ambiental (Calentamiento Global y deterioro general del agua, el suelo y el aire), demográfico (crecimiento, envejecimiento y desplazamiento poblacional) y financiero (incremento de la deuda, desequilibrio de la riqueza…); junto con el agotamiento de recursos naturales, en particular, los combustibles fósiles; además de la decadencia en la gestión de nuestros alimentos y su impacto sanitario.

El actual sistema de gestión de los alimentos, su índice de globalización y los gastos colaterales sanitarios, suponen un tercio de la totalidad de las patologías de la crisis mundial actual. En pleno Antropoceno, en un momento crítico para la sociedad, “gastamos para alimentarnos 10 veces más energía no renovable, de la que contienen nuestros alimentos”, el equivalente al 80% del petróleo que importamos.

Es por ello que Foodtopia lanza un proyecto de Ciudades con Alimentación Resiliente que combina en el ámbito local la estrategia social y la logística con la tecnología disruptiva de producción de alimentos. Elaboramos platos capaces de incorporar un concepto holístico en nuestra alimentación.

“No existe ninguna otra posible actuación humana que permita una reducción similar del consumo de energía y generación de resilencia al tiempo que se favorece la salud y el disfrute de la población”.

Sostenibilidad / Resiliencia: Foodtopia promueve la transición a la sociedad post-petróleo, utilizando energía sostenible y rutas de producción de corto alcance para conseguir la desvinculación del petróleo.

Imágen de Taringa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *