Impulsar el progreso

El presidente de Perú dice que “ya no se pueden hacer invisibles a los pobres como hace 50 años”, paralelamente toda la inteligencia social, desde analistas a antropólogos, están aturdidos por lo que está sucediendo en Brasil o Turquía, movimientos de masas sin líderes en sociedades que eran un ejemplo de progreso.

Dice Vicente Verdú que “cuando la adversidad aprieta hasta extremos criminales no hay lugar a la ensoñación” ¿para qué vale hablar tanto de la calidad de la enseñanza?, primero los niños deben de desayunar y después aprender. Mi madre aficionada a la lectura de la prensa a diario no tuvo acceso a la universidad ya que estaba en guerra, así que lo primero que hay que evitar es la guerra para pensar en la educación.

¿De qué vale decir que hay luz al final del túnel si tienes una sociedad que tira la mitad de los alimentos y millones de familias viven en el umbral de la pobreza con millones de niños desnutridos?

Nos hablan de esperanza de vida, con una calidad de vida que es una pandemia de individuos llenos de prótesis, desde las rodillas a las arterias, donde los expertos anuncian que si no hay cambios el 70% de las defunciones en 2020 estarán relacionadas con los hábitos de consumo. Esto simplemente son ejemplos de cómo en un momento la sociedad puede rugir cuando se encuentra con la realidad.

En Foodtopia entendemos que la sociedad está averiada, su gran avería se llama dieta. Esta avería genera exclusión social, un gasto sanitario elevado, deslocalización de los salarios, y gastos medioambientales que no serán fáciles de paliar.

La planta de Alicante New Food, es el lugar de demostración de Foodtopia pero su modelo pasa por una implicación social, por un modelo independiente ajeno a la actual distribución alimentaria. El líder en distribución alimentaria da 12 millones de dietas al día y no tiene tan siquiera un endocrino en plantilla, las administraciones no pueden pagar a los catering, en la Universidad se come mal y caro, y decenas de miles de habitantes en la ciudad están mal nutridos y otros miles no tienen claro que es comer.

Todo está escrito, en un libro del 68 “El orden político en sociedades en cambio” decía que en las sociedades de transformación rápida, la demanda de servicios públicos crece a mayor velocidad que la capacidad de los gobiernos para satisfacerla. Moises Naim en el país de este fin de semana, dice que esta brecha que produce turbulencias políticas puede ser transformada en una positiva fuerza que impulsa el progreso.

Tenemos que hacer que Foodtopia sea un motor que impulse el progreso

4 Comentarios

http://uluchshaemzdorovie.ru

Pretty component to content. I just stumbled upon your website and in accession capital to assert that I
get actually loved account your blog posts. Anyway I will be subscribing for your augment or even I achievement you get admission to constantly quickly.

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *